HEMATOMAS

Hematoma Epidural.

Los hematomas epidurales son acumulaciones de sangre entre el cráneo y la duramadre (envoltura que cubre al cerebro) Los hematomas epidurales suelen deberse a un desgarro arterial, debida clásicamente a la lesión de la arteria meníngea media por una fractura del hueso temporal. Sin intervención, los pacientes con hematomas arteriales epidurales constituyen una urgencia neurológica, los pacientes se deterioran de un momento a otro y mueren si no son operados rápidamente.

 

 

 

Hematoma Intracerebral.

Los hematomas intracerebrales son colecciones de sangre dentro del propio cerebro. presencia de   hemorragia inmediatamente posterior al traumatismo el aumento de la presión intracraneal, la herniación y la insuficiencia del tronco del encéfalo pueden producirse, sobre todo en las lesiones del lóbulo temporal o el cerebelo.

 

 

 

Contusión Cerebral.

Las contusiones (hematomas cerebrales) pueden asociarse con las lesiones abiertas (incluidas las penetrantes) o cerradas y pueden alterar muchas funciones cerebrales según su tamaño y localización. Las contusiones de mayor tamaño producen edema cerebral difuso con aumento de la presión intracraneana (PIC). Las contusiones pueden agrandarse en las horas y días posteriores a la lesión inicial y causar deterioro neurológico; requieren vigilancia neurológica estrecha ya que puede ser necesaria cirugía.

epidu copia.png
hema epi copia.png
epidura copia.png
intra copia.png
contusión_copia.png
drenaje copia.png