CRANEOPLASTIA O REPARACION DEL DEFECTO CRANEAL.

 

Técnica quirúrgica para cubrir los defectos craneales (ausencia de hueso en el cráneo) morfológicos o estructurales, sean estos de naturaleza congénita o adquirida, traumática u oncológica. 

En general es una cirugía plástica del cráneo.

El “síndrome del paciente trepanado” o síndrome poscraniectomía se le llama a un espectro de

síntomas  que comúnmente presentan  los pacientes con defectos craneales. 

Los síntomas incluyen dolor de cabeza (cefalea) mareo, fatiga generalizada (astenia) problemas para dormir (insomnio) incapacidad para concentrarse, depresión y ansiedad. Este síndrome no está en relación del tamaño y localización del defecto óseo,

la craneoplastía puede mejorar dichos síntomas   al proporcionar una aceptación social y proveer un sentimiento de protección del cerebro por parte del paciente.

Indicaciones

Cuando los fragmentos óseos craneales son retirados por la necesidad de una craniectomía descompresiva (retirar hueso secundario a que el cerebro se encuentra muy edematizado) tumor óseo, displasias ósea, cuando un tumor cerebral invade el hueso ( meningiomas)  

infección del hueso (osteomielitis)

 Objetivo:

 Proteger el cerebro, restaurar la estética y   evitar los síntomas antes mencionados.

Tipos

  • Craneoplastia de hueso autólogo.

  • Autoinjerto.

  • Aloinjerto.

Los materiales más utilizados son 

  • Hueso.

  • Metilmetacrilato.

  • Metales (Titanio)

  • Hueso autólogo

En cuanto a las desventajas, encontramos la propiedad de resorción ósea como principal complicación sin hallarse exento de riesgo de infección. Dentro de los factores que favorecen la resorción ósea se hallan la esterilización por autoclave del material, la edad de paciente y la presencia de fracturas múltiples.

Metilmetacrilato

Es exotérmico (produce calor durante su colocación) presenta poca adherencia, causa reacción tisular como colecciones subcutáneas, puede condicionar inflamación transitoria del cuero cabelludo en el sitio de la colocación.

 

Metales

Las desventajas de los metales son la radioopacidad (no permite penetrar los rayos x) la termoconductividad (propaga el calor a las áreas cercanas a la colocación) su alto peso y la dificultad para el moldeado, se ha asociado también a convulsiones.

El titanio es relativamente radiolúcido (permite el paso de los rayos x)  es liviano, es fuerte, biocompatible, esterilizable, no presenta reacciones de hipersensibilidad.

 

Polietileno poroso

Las ventajas de este material son buenos resultados cosméticos, altamente biocompatible, es maleable, fuerte y se ha reportado una menor tasa de infección, no tóxico, radiolúcido, no corrosivo, no conductor del calor.

Complicaciones:

  • Rechazo al material de craneoplastía

  • Infección tardía.

  • Colección subgaleal (entre el cuero cabelludo y el material colocado)

  • Hematoma epidural (sangre entre la duramadre y el material colocado)

  • Luxación de la craneoplastía (el material se mueve del sitio colocado)

 

 

¿Cuándo consultar al médico?

Si presenta algún defecto en el cráneo de cualquier causa, recuerda que lo más valioso

y delicado que tenemos es nuestro cerebro.